CUIDADO!!! ¿CUÁNTO CUESTA TU LIBERTAD?

¿Quieres aprender a tener libertad, tiempo para tí y decidir ser feliz o no ser feliz?​

Descarga tu ebook y aprende a manejar tu tiempo y no que él te maneje a ti!!! Aprende a tener libertad y disfrutar de tu tiempo con felicidad.

La inteligencia emocional

Descubrir las capacidades que nos permitan tener una excelente comunicación con las demás personas y manejar apropiadamente nuestras emociones, son características fundamentales dentro de la Inteligencia Emocional

Es importante saber que las emociones nos guían a tomar decisiones y acciones en nuestra vida cotidiana aunque en el momento no nos damos cuenta. Las emociones están presentes en nuestro ámbito familiar, laboral y personal. Estas nos guían para enfrentar cualquier situación complicada y tareas complejas como para dejarlo solo en manos del intelecto.

De nada nos sirve tener muchos conocimientos si no somos capaces de desarrollar y manejar nuestras emociones lo mejor posible. Cuando en una empresa se realiza un proceso de selección para encontrar nuevos empleados, ya no se determina que lo más importante es cuántos títulos posea la persona, sino que su perfil psicológico le permita llevarse bien con sus compañeros en el sitio de trabajo y si su capacidad de comunicación, le permite tener un óptimo contacto con la organización.

La inteligencia emocional es un término asociado desde hace algún tiempo a las empresas. Más allá de modas pasajeras, la inteligencia emocional ha llegado al mundo laboral para quedarse. Las empresas demandan profesionales capaces de identificar y gestionar sus emociones propias y ajenas, con habilidades sociales y con capacidad de adaptación a las distintas situaciones.

¿Qué es la inteligencia emocional? Definiciones hay muchas pero vamos a quedarnos con la definición del autor que popularizó la inteligencia emocional en el mundo de los negocios. Para Goleman, la inteligencia emocional es “la forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía y la agilidad mental. Ellas configuran rasgos de carácter como la autodisciplina, la compasión o el altruismo, que resultan indispensables para una buena y creativa adaptación social.

En definitiva, los empleados con inteligencia emocional dominan el autocontrol, están motivados y son capaces de motivar, tienen una gran capacidad de persuasión y de trabajo en equipo. 

¿Qué te parece si contratas una formación de inteligencia emocional para tu empresa? ¿Qué puedes conseguir si lo contratas?

  • Escuchar y expresarse oralmente.
  • Adaptarse a situaciones de crisis.
  • Resolver problemas.
  • Confianza en sí mismo, motivación, deseos de superación.
  • Habilidad para trabajar en equipo y negociar.
  • Potencial para resolver problemas de liderazgo.
  • Tomar decisiones mejores a través del autoconocimiento:Conocernos a nosotros mismos es el paso inicial y básico para poder realizar con éxito cualquier tarea en nuestra vida. Es absolutamente inviable tomar decisiones acertadas si no nos conocemos, y si no tenemos para con nosotros mismos buenas dosis de compasión, comprensión, respeto y valoración propia.
  • Evita el estrés:Una adecuada gestión de las emociones, además de permitirnos tomar decisiones con mayor foco y mejor fundamentadas, nos hará permanecer más tranquilos antes las dificultades. Si te conoces, si te tratas con respeto, si tienes compasión y compresión de ti mismo, el estrés no tendrá lugar en ti, y vivir sin estrés de forma continuada y constante es uno de los mayores logros que todos podemos alcanzar y disfrutar.
  • Mejora notable de la comunicación: Porque todo lo que implementamos en nosotros mismos nos ayuda a ponerlo en práctica con los demás, y si entendemos el por qué de cada una de nuestras emociones podremos saber por qué el otro actúa de una manera o de otra, y por ello, tener una comunicación más saludable, respetuosa y fructífera.
  • Aumento de la productividad y rendimiento laboral: Si somos personas emocionalmente más inteligentes, si estamos aplicando los principios básicos de atender a nuestras emociones y gestionarlas, estaremos liberados de estrés, lo que nos ayudará a focalizarnos más y mejor en nuestras tareas profesionales.                                                                                                                                                                                                                                                            Ésto es lo que nos aporta la Inteligencia Emocional, por tanto, si la pones en práctica podrás tomar decisiones mucho más acertadas basadas en tus necesidades y objetivos.

Y recuerda, como decía Aristóteles: “Educar la mente sin educar el corazón, no es educar en absoluto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat